Las fiestas de Navidad y las lesiones derivadas del alcohol y accidentes de tráfico

Califica el post post

alcohol-conducirLa celebración de las fiestas de Navidad, Nochebuena y Año Nuevo ocasiona numerosos desplazamientos para asistir a fiestas familiares, con amigos y compañeros, o para realizar viajes de vacaciones. También es frecuente que en estas fechas se consuman bebidas alcohólicas.

El aumento de los desplazamientos en vehículos a motor conlleva a su vez un incremento del número de personas que sufren lesiones derivadas de colisiones y atropellos. El consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas, y la somnolencia son importantes factores que incrementan el riesgo y la gravedad de las lesiones derivadas del tráfico de vehículos a motor.

Es conveniente, por lo tanto, que programe sus desplazamientos en estas fiestas teniendo en cuenta estos riesgos, y que evite conducir si prevé consumir bebidas alcohólicas o conducir en horarios en los que el cansancio o la somnolencia podrían afectarle. Utilice el transporte público y, si eso no es posible y decide desplazarse en un vehículo privado, asegúrese de que la persona encargada de conducir no consuma alcohol u otras drogas.

Las bebidas alcohólicas como factor de riesgo

Las bebidas alcohólicas y las drogas afectan negativamente la capacidad de conducir. Incluso antes de que una persona sea consciente de sus efectos, las bebidas alcohólicas afectan la atención, la percepción y la coordinación, e incrementan el tiempo necesario para reaccionar ante un imprevisto. Se estima que alrededor del 50% de las muertes derivadas de colisiones de vehículos a motor están relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas.

Las personas que conducen bajo los efectos del alcohol y otras drogas se exponen a un riesgo muy elevado para su salud y su vida, y ponen en peligro a sus acompañantes y a otros usuarios de la vía pública. Además, conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas puede comportar fuertes sanciones económicas, la pérdida de puntos del permiso de conducir, e incluso penas de prisión.

Fuente: www.gencat.cat

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Publicaciones

Deseas información sobre nuestros tratamientos.

Mándanos un mensaje o llámanos.