¿Padecimientos coexistentes, yo?

Califica el post post

Los padecimientos coexistentes o “morbilidad asociada” son aquellos trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona. Estas pueden suceder una después de la otra o al mismo tiempo y su interacción puede empeorar el desarrollo de ambas.

Es importante recordar que las adicciones cambian de manera fundamental al cerebro “interrumpiendo la jerarquía normal de las necesidades y los deseos, sustituyéndolos con nuevas prioridades relacionadas con la obtención y el consumo de drogas” según el National Institute on Drug Abuse. Esta capacidad de la persona para controlar sus impulsos aun sabiendo que pueden existir consecuencias negativas se ve disminuida, orillándola a comportamientos compulsivos, característica básica de otras enfermedades mentales.

Personas que sobreviven en las adicciones suelen recibir diagnósticos de otros trastornos mentales o al revés; como los toxicómanos, que tienen mayores probabilidades, de entre la población en general, de sufrir trastornos en los niveles de ansiedad o estados de ánimo pero que también puede ocurrir a la inversa: por tener dichos trastornos y no tener un diagnóstico de ellos caen en el consumo de drogas y en otras adicciones. La depresión es un ejemplo de esta relación que puede llevar al individuo al alcoholismo o a la drogadicción. En Clínica Ser® sabemos de esta relación de comorbilidad que debe ser tratada.

La depresión interfiere con la rutina y actividades diarias de quien la padece, es una enfermedad grave, común y debe ser tratada antes de que la persona incurra a sustancias tóxicas que lo lleven al alcoholismo u otras adicciones. En Clínica Ser® podemos ayudar a personas diagnosticadas con depresión o reconocer en ellas dicho trastorno a través de un diagnóstico oportuno. Existen distintos tipos de trastornos depresivos y se tienen identificados como los más comunes al trastorno depresivo grave y al trastorno distímico:

• Trastorno depresivo grave. Síntomas que imposibilitan a la persona a trabajar, comer, estudiar, dormir y vivir su vida de manera placentera.

• Trastorno distímico. Conocido como “distimia” sus síntomas, menos graves, suelen durar dos o más años y aunque no incapacita a la persona a realizar sus actividades ésta puede no sentirse bien o llevar una vida normal.

El hecho de que la drogadicción cause trastornos y éstos ocurran con otras enfermedades mentales, no quiere decir necesariamente que una causa a la otra. Incluso, puede resultar complicado deducir cuál de las enfermedades sucedió primero y el por qué.

Las enfermedades que llegan a coexistir con la depresión son:

• Trastornos de ansiedad: como el trastorno de estrés postraumático, el obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la fobia social y el de ansiedad generalizada.
• El alcoholismo puede ser coexistente con la depresión.
• Otras condiciones médicas como enfermedades cardiacas, derrame cerebral, cáncer, VIH, diabetes y Parkinson.

Es importante acercarse a profesionales para un adecuado diagnóstico y conocer la relación que usted o la persona cercana a su vida tiene con la depresión y el consumo de sustancias tóxicas. En Clínica SER® contamos con un equipo serio de médicos y especialistas que le pueden orientar en cualquier momento las 24 horas del día. No dude en contactarnos.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Publicaciones

Deseas información sobre nuestros tratamientos.

Mándanos un mensaje o llámanos.