El perfeccionismo

Califica el post post

Parte de la reducción del ego es necesario para nuestra recuperación, es la aceptación del hecho de que no somos y nunca seremos perfectos. El perfeccionismo se interpone en el camino de la recuperación, ya que impone metas imposibles e irreales, que garantizan el fracaso. Si no creemos que tenemos que ser perfectos, entonces podemos aceptar nuestros errores como experiencias de aprendizaje y estar dispuestos a intentarlo de nuevo.

Profundizar la amistad con nuestro Poder Superior es un buen seguro contra el perfeccionismo. Llegamos a creer que Dios aceptay nos ama como somos, y esto nos da la valentía y la humildad para aceptarnos a nosotros mismos.

No somos perfectos, pero estamos creciendo. A pesar de nuestras debilidades, podemos servir a los demás de acuerdo al plan de Dios para nuestras vidas. La aceptación de nuestras propias limitaciones nos hace más tolerantes a las fallas y debilidades de quienes nos rodean. Juntos, podemos progresar.

Estoy agradecido de que no necesito ser perfecto.

Fuente: Clínica Ser

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Publicaciones

Deseas información sobre nuestros tratamientos.

Mándanos un mensaje o llámanos.