La Familia y su Influencia en la Recuperación de las Adicciones

Califica el post post

A través del tiempo, las familias han sido las células de la sociedad no sólo porque al vincularse entre sí forman comunidades, sino también porque son el núcleo vital donde nacen y se desarrollan los miembros de la sociedad. Y claro está que según sea la calidad de las familias, será la calidad de los ciudadanos del mundo aunque por otro lado en la medida en que las familias no cumplen sus funciones básicas, surgirán de ellas individuos con más carencias sociales, emocionales, morales y hasta intelectuales.

Es entonces que cuando hablamos de los problemas de adicciones, en la que nos referimos aquella enfermedad primaria, crónica con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influencian el desarrollo y manifestaciones del individuo.

Esta enfermedad es frecuentemente progresiva y fatal, misma que regularmente se caracterizada por episodios continuos o periódicos de: descontrol sobre el uso de drogas.

Así pues cuando uno o más miembros de una familia presentan alguna adicción activa, esta familia se ve afectada de manera contundente en su funcionamiento. La dinámica de las relaciones, la comunicación y la conducta de sus miembros, cambian y se hacen disfuncionales, como resultado del proceso adictivo. Y desgraciadamente estos cambios forman parte de la dinámica de la adicción, produciendo codependencia y facilitando la conducta adictiva.

Cuando mencionamos “codependencia” nos referimos a la práctica de patrones disfuncionales de relación, de manera compulsiva y a pesar del daño resultante, que buscan controlar al adicto. La codependencia es un desorden aprendido en respuesta al proceso adictivo, pero puede trasmitirse de manera transgeneracional si no es tratado adecuadamente.

Estas son algunas Fases del Proceso Adictivo:

Fases del Proceso Adictivo
Imagen Original: http://pongantodosatencion.blogspot.mx/2014/08/fases-del-proceso-adictivo.html

Al mismo tiempo la familia afectada por esta enfermedad, genera como consecuencia de la misma un sistema de conductas que apoyan al desarrollo de la adicción. Por ende las familias que son impactadas por el proceso adictivo, usualmente cambian su dinámica y los miembros se ubican en ciertos roles que son definidos por la codependencia, y cuya resultado es la de sostener el proceso adictivo.

Sin embargo, a pesar de que la familia se afecta con la adicción y de que la dinámica familiar dependiente facilita el avance de la enfermedad, se puede luchar con crear una familia organizada y enfocada ya que puede ser un vehículo de intervención importante en la recuperación del adicto.

En otro sentido, el mal diagnóstico es más frecuente de lo que pensamos, las personas codependientes acuden en busca de ayuda médica, pero sin mencionar el problema que les aqueja en el seno familiar, por lo que los profesionales de salud encargados de hacer el diagnóstico, terminan etiquetándolo como “depresión” o simplemente “estrés”. A pesar de que la adicción cursa con sentimientos depresivos, es importante tener en cuenta de que la depresión en este caso, es un síntoma de la codependencia, y esta a su vez es causada por el proceso adictivo que se vive en el núcleo familiar.

Por lo contrario si se hace un buen diagnóstico es muy viable la recuperación, ya que la persona afectada recibirá el tratamiento de rehabilitación de adicciones que le corresponde y por consecuencia a su familia. Los tratamientos sobre adicciones pueden consistir en un plan de psicoterapias familiares e individuales como también la asistencia a clínicas especializadas donde se manejen grupos terapéuticos. Así mismo la recuperación de una familia afectada por la adicción, comienza con la recuperación de los codependientes, sin embargo es necesario que el adicto ponga el foco en su propia recuperación y cuidado personal, para que esto ocurra.

Afortunadamente la familia tiene la capacidad, y por tanto la función, como ninguna otra institución, de transmitir valores, normas, límites, fe y confianza al miembro que sufre esta enfermedad, por lo que el apoyo de la familia es vital para la recuperación de las adicciones.

En la familia y los hijos aprenden o al menos deberían aprender a convivir, a estar en desacuerdo y a reconciliarse, así como a defender sus posiciones sin destruir al otro, al igual que respetarse y ser solidarios unos con otros. Porque es aquí donde encuentran el sentido de pertenencia a una familia y de ahí, a un pueblo, una nación y a la humanidad, a través de los grandes valores y la cultura.

Cuando se decide acudir a un centro de tratamiento, este suele brindar ayuda y soporte real a los familiares para superar los factores que los afligen. El apoyo, participación y recuperación de la familia son importantes, para que la persona con adicciones pueda superar sus problemas y la familia recupere su armonía.

Por ello, acudir a un centro de tratamiento contra las adicciones es de vital importancia, para proporcionar la orientación y apoyo profesional para todos. Regularmente en las primeras semanas la familia necesitara asistir a reuniones individuales de familia y al menos a una multifamiliar. Ya posteriormente, la familia completa tendrá reuniones con el médico correspondiente, psicólogo y consejeros asignados a la familia y así continuara el proceso y la fase de seguimiento durante aproximadamente un año, cada vez con tiempos más espaciados. Asimismo, se suele trabajar en sesiones individuales con los miembros de la familia que lo requieran.

Usualmente se busca que la familia sea capaz de identificar cuáles son sus deficiencias para poder superarlas y cuáles son sus aciertos para incentivarlos. En base a distintas herramientas que sirven para cambiar las respuestas familiares ante determinadas situaciones y así la familia aprenda a manejar situaciones difíciles de una manera más inteligente y acertada.

La recuperación de una adicción es un proceso duro y largo, que implica no solo dejar de utilizar una determinada sustancia, sino también es un impactante camino de desarrollo personal en el que la persona profundiza en sí misma, se conoce mejor, aprende nuevas habilidades y afronta problemas o experiencias dolorosas que pueden venir de muy atrás en el tiempo. La recuperación suele tener lugar a lo largo de varias fases consecutivas:

Etapas de Recuperación de las Adicciones
Imagen Original de: http://www.adicciones.org/recuperacion/etapas.html

Pero al final de todo este proceso lo mejor es que la familia también se beneficia de un adecuado tratamiento y una gran recuperación.

Ahora ya sabes que la familia es una parte importante en la comprensión, intervención y manejo clínico de las adicciones, por lo que sin duda es necesario que la familia se involucre tanto en el tratamiento como en la recuperación de los procesos adictivos. Para ello te recomendamos también ver el siguiente video con información muy ineteresante:

Fuente: Clínica Ser

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Publicaciones

Deseas información sobre nuestros tratamientos.

Mándanos un mensaje o llámanos.